LA TRISTEZA

LA TRISTEZA

La tristeza hay que aprender a vivirla y a expresarla. Las experiencias dolorosas nos hacen conscientes de la propia vulnerabilidad, lo que nos hace más humildes y nos acerca a las demás personas.

Si aceptamos los momentos de tristeza, estaremos más abiertos a disfrutar de las alegrías. El adulto debe respetar al niño y la vivencia de su tristeza, sin dejar que caiga en una excesiva melancolía.

TCHAIKOVSKY

Hemos elegido a este compositor, por ser un ejemplo de tristeza que produce alegría a los demás.

Este músico, con una vida tan triste y con una personalidad de carácter depresiva, ha sido capaz de componer una música alegre, relajada y llena de paz en algunas de sus piezas.

En “El Cascanueces”, la protagonista del cuento, pasa de la tristeza de ver sufrir al Cascanueces, a la alegría de verlo sano y salvo.

Creó una música preciosa para expresar las emociones, que encandila y relaja a los niños, ayudándoles a disipar su tristeza.

ACTIVIDADES:

Se trata de una serie de actividades enfocadas a alumnos de 1º de Educación Infantil o 3 años. No son actividades aisladas, ya que la suma de todas ellas ayudará al alumno a identificar y controlar situaciones de tristeza dentro de su vida cotidiana.

ACTIVIDAD 1: LA TRISTEZA

Observamos fotos de personas alegres y tristes. Los niños identifican cómo se siente esa persona, y realizan hipótesis de porqué se sentirán mirándose en un espejo, ponen una cara que exprese tristeza.

Colocamos en clase el póster de la tristeza. Pedimos a los padres que en casa, en colaboración con los niños, busquen una foto de una persona que esté triste, para pegarla en él.

Realizamos fotografías en el aula, cuando se presenten ocasiones en las que los niños se sientan tristes o contentos, para realizar un montaje en Power Point al final, e imprimirlas para ilustrar el “libro de la tristeza” que elaboraremos.

ACTIVIDAD 2: REPRESENTACIÓN DE LA EXPRESIÓN FACIAL DE LA TRISTEZA

Colocando una hoja transparente sobre la cara de un niño que manifieste que está triste, marcamos con un rotulador la expresión.

Comentamos qué cosas o situaciones les produce tristeza, y cómo se sienten cuando están tristes.

Los niños dibujan su cara cuando están tristes.

Pedimos a los padres que rellenen una ficha en la que comenten qué situaciones ponen triste a su hijo y qué hacen los niños cuando están tristes (no confundir con enfadados).

Una vez recopiladas, elaboraremos “el libro de la tristeza”, que podrán ver las familias y consultar en la biblioteca de clase.

ACTIVIDAD 3: SITUACIONES TRISTES VIVIDAS.

Vamos comentando las respuestas que las familias han dado al rellenar su página del libro de la tristeza.

Comentamos si lo que a los demás les pone tristes, a nosotros también.

Se plantean diversas situaciones y los niños contestan si eso les pone contentos o tristes.

Hacer un listado de las cosas que producen tristeza a los niños para exponerlo junto al póster de la alegría: “me pone triste…”

ACTIVIDAD 4: CUENTO “LA CENICIENTA”

Asistimos a la representación o lectura del cuento de “La Cenicienta”, por los niños y niñas de cuarto de Primaria.

Comentamos las escenas en las que la protagonista está muy feliz o muy triste, analizando porqué y qué puede hacer para cambiarla.

ACTIVIDAD 5: EXPRESIÓN CORPORAL DE LA TRISTEZA

Escuchamos dos melodías o canciones que inspiren alegría y tristeza. (“La máquina de escribir” de Leroy Anderson y “Música triste de violín” de “La lista de Schindler).

Nos movemos por el aula expresando estas emociones, según la música que oigamos.

Comentamos la vida del músico Tchaikovsky: de personalidad depresiva y triste, componía temas alegres para sobreponerse. Durante unatemporada, escucharemos varias audiciones suyas, y veremos la película de “El Cascanueces”.

Dramatizamos situaciones que nos produzcan tristeza (se han hecho daño, quieren estar con mamá, se les ha roto un juguete…).

Explicamos qué es lo que hacemos; cómo nos cambia la expresión de la cara, del cuerpo…

ACTIVIDAD 6: AUTONOMÍA EMOCIONAL DE LA TRISTEZA

Comentamos qué cosas nos gustan, y cuáles no (del cole, de casa, de nuestros papas, de nuestros hermanos, de la comida…).

Expresarlo con un dibujo, escribiéndolo.

Comentar que si los demás conocen lo que no nos gusta, o porqué nos ponemos tristes, nos podrán ayudar. Si nos lo callamos, no recibiremos ni ayuda, ni solución… Para que los demás sepan cómo ayudarnos, tendrán que saberlo, tendremos que expresarlo.

Hacemos un listado de lo que nos gusta hacer o que nos pase, y de lo que no nos gusta.

Podemos cambiar el tono de voz: alegre para las cosas que nos gustan, y triste o de desagrado para lo que no nos gusta.

Grabar la intervención de una parte del grupo en video. Posteriormente,  lo veremos juntos, y analizaremos si realmente parecen tristes y alegres.

Acerca de emocionateconellos

Somos un grupo de 6 personas, dedicado principalmente a la docencia. Somos de multitud de lugares de España (desde Almería pasando por Murcia, Huelva, Segovia, Madrid y Santander). Pueden seguirnos por twitter (@BegoRosado, @ClaraAbizanda, @cristinaportil5, @IreneLopezRuiz, @juanjoberja, @rauldxt) además del twitter de la experiencia (@muroemociones)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s